RENDON EUROPE LABORATORIES S.L.

ESTREÑIMIENTO

El estreñimiento (del latín stringĕre: apretar, comprimir) consiste en la falta de movimiento regular del intestino, lo que produce una defecación infrecuente o con esfuerzo, generalmente de heces duras y escasas. La frecuencia defecatoria normal varía entre un individuo y otro, desde dos veces al día hasta tres veces a la semana. Puede considerarse un trastorno según altere o no la calidad de vida.

Una persona estreñida tiene menos evacuaciones de lo normal. La defecación es dura, seca y a veces dolorosa. La persona que sufre de estreñimiento, manifiesta la sensación de sentirse hinchada.

Aunque cada organismo tiene un número regular de evacuaciones, una persona saludable puede defecar sin problemas entre una a dos veces al día. Todo depende de los alimentos que consuma o cuánto ejercicio haga, entre otros factores.

Aunque cada organismo tiene un número regular de evacuaciones, una persona saludable puede defecar sin problemas entre una a dos veces al día. Todo depende de los alimentos que consuma o cuánto ejercicio haga, entre otros factores.

estreñimiento medicamentos rendon

Etiología

El estreñimiento no es considerado una enfermedad, sino un síntoma con muchas causas. Puede padecerlo cualquier persona (niño o adulto). En la mayoría de los casos dura poco tiempo y no es serio (estreñimiento transitorio). A menudo se produce por ingerir alimentos con escaso contenido de fibra, falta de ejercicio físico, bajo consumo líquido, sobre todo agua, demorar la defecación, viajes o estrés. También es frecuente durante la adolescencia debido al crecimiento y durante el embarazo.

Otras causas de estreñimiento, relacionadas con enfermedades son:

  • Cáncer de colon
  • Efecto secundario de algunos medicamentos, como la codeína
  • Enfermedades intestinales, como el síndrome del intestino irritable
  • Hipotiroidismo
  • Problemas neurológicos
  • Trastornos de salud mental

Tratamiento

Las medidas propuestas para evitar el estreñimiento son:

Dieta rica en fibra vegetal: se recomienda comer fruta y verdura unas cinco veces al día.
Beber abundante líquido (agua), al menos 1,5 litros al día.
Comidas a la misma hora, comer despacio y masticar bien.

No contener el deseo defecatorio.
Defecar tranquilamente sin prisas, ideal, establecer un determinado horario y lugar.
Hacer ejercicio físico de forma regular y controlado.

Evitar el consumo de laxantes sin la recomendación de un especialista.
Consumir alimentos fermentados, tales como: yogur, tempeh, sauerkraut y miso, entre otras. O aquellas que contengan Lactobacillus.

Flora intestinal

SPECTRAALYZER®

Áreas terapéuticas

Enfermedades raras

Gastroenterología

Neumología

Pediatría

Sinusitis

Laboratorio clínico

Productos relacionados

Formulario de contacto

He leído y acepto las condiciones de uso y la Política de privacidad(requerido).